Posted by : Miquel Bassart Lorè dimecres, 6 de maig de 2015

El fútbol al fin y al cabo no es más que espectáculo, al menos a nivel mediático, es evidente que la “pachanga” de los domingos por la mañana no es más que un deporte o entretenimiento, pero cuando entramos al nivel galáctico, a los culebrones de las “tanganas”, declaraciones y fichajes, a los montajes épicos por parte de la prensa, a los fanatismos y las aficiones enfurecidas o emocionadas, a la deificación de jugadores... Cuando hablamos de todo ello está claro que no hablamos de otra cosa que no sea espectáculo, ¿de dónde si no saldría tanto dinero? ¿Porqué si no las empresas están dispuestas a pagar tanto dinero para salir patrocinadas? Es evidente que todo está pensado para atraer a las masas, ¡y de qué manera! ¿Puede un hincha del equipo de sea quedarse impasible ante un gol contra el rival eterno? Desde luego que no.

Precisamente por no tratarse de otra cosa que no sea espectáculo, las competiciones deberían atender, como a menudo hacen, a la demanda del consumidor, que en este contexto no es tan difícil de satisfacer. ¿Qué quieren esos consumidores que cada partido llenan bares y estadios? Partidos a lo grande: juntar a los buenos, repartirlos en dos equipos y a jugar. Unas semanas previas de frases inoportunas en las ruedas de prensa para calentar el partido, unos videos épicos para llenar de sangre las bocas de los aficionados y asignar apodos a los jugadores más carismáticos, para que luego miles de gargantas los chillen cuando uno de éstos anote un gol. Nada más, no es una afición muy exigente, quieren ver a los mejores jugar y un poco de preliminares, todo lo demás queda en sus manos.

Así que, ¿que mejor que juntar a las estrellas de cada continente para que el mundo se pare durante hora y media más tiempo añadido? Una demanda que más de uno se habrá hartado de oír en las demandas de fútbol es el mundial de continentes, es decir, colocar en ese incómodo año en el que no hay ni Mundial, ni Eurocopa, ni Juegos Olímpicos, ni Copa Confederaciones, el que posiblemente sea el mejor evento de fútbol, siempre y cuando los futbolistas pongan de su parte. Una competición en formato de fase de grupos y eliminación directa, donde se enfrentarían los mejores de Europa, Norte América, Sud América, Asia, África y Oceanía. Naturalmente, el formato con cabezas de serie permitiría el mejor desenlace posible, una final selección europea contra selección latinoamericana, un partido que ningún/a forofo/a del fútbol con dos dedos de frente se perdería.

Uno de los placeres que se regala todo aficionado del fútbol es el de crear sus alineaciones antes de cada competición, temporada o partido. Como no podría ser de otra forma, un torneo de estás características llevaría inevitablemente a intensos debates en que todo tipo de fans aportan sus alineaciones infalibles para ganar el torneo (muy posiblemente con notable representación de sus equipos favoritos). Por ello, aquí el motivo real de esta publicación más allá de mostrar este deseo como aficionado del fútbol que soy, darme el gustazo de alinear mis “once” para el gran partido que disputarían la selección europea y la selección latinoamericana.

Empezando por la selección europea no se puede decir que tengamos problemas en la portería, que está perfectamente defendida por porteros de la talla de Neuer (Bayern), Courtois (Chelsea) o De Gea (Manchester United), No, Casillas no entra. Estos son probablemente, por lo menos a mi juicio, los mejores porteros europeos ahora mismo, son por tanto los tres que irían convocados en esta hipotética selección europea.

En cuanto a los laterales pondría a Phillip Lahm (Bayern), el que para mi lleva siendo años siendo el mejor del mundo en su posición, así como su compañero de equipo David Alaba (Bayern) un joven talento que se ha hecho con la titularidad gracias a su potente físico y a su indiscutible calidad. También destacaría a Branislav Ivanovic (Chelsea), Dani Carvajal (Real Madrid), Jordi Alba (Barça), Stephan Lichtsteiner (Juventus) y a los que aún quedan por explotar Mathieu Debuchy (Arsenal), Joan Bernat (Bayern) y José Luís Gayá (Valencia).
Hay un amplio repertorio de centrales para satisfacer a todos los gustos, selección española Sergio Ramos (Real Madrid) y Gerard Piqué (Barça), Chelsea Terry y Cahil, Juventus Bonucci, Chiellini y Barzagli, selección alemana Hummels (Borussia Dortmund) y Boateng (Bayern), selección belga Kompany (Manchester City) y Vertonghen (Tottenham) o los del Real Madrid Pepe y Varane. A mi parecer los mejores de los mencionados son Gary Cahil y Raphael Varane, aunque esta temporada probablemente Piqué haya hecho méritos suficientes como para estar por encima de uno de estos dos.

En lo que a centrocampistas se refiere, también hay una extensa variedad de jugadores europeos que ahora mismo están ofreciendo un gran nivel. Los que a mi parecer han hecho mejor temporada, por ahora, son Sergio Busquets (Barça), Cesc Fábregas (Chelsea) y Toni Kross (Real Madrid) o en defecto de este último Paul Pogba (Juventus), teniendo en cuenta que de no ser por las lesiones el mejor de todos seria Luka Modric (Real Madrid). También se deberían considerar Andrea Pirlo (Juventus), Miralem Pjanic (A.S Roma), Bastian Schweinsteiger (Bayern), Jack Wilshere (Arsenal), Aaron Ramsey (Arsenal), Isco (Real Madrid) o David Silva (Manchester City).

Finalmente la pólvora de la delantera estaría compuesta por Cristiano Ronaldo (Real Madrid), Arjen Robben (Bayern) y Karim Benzema (Real Madrid). A pesar de que este sitio lo podrían ocupar sin problema Gareth Bale (Real Madrid),Zlatan Ibrahimovic (PSG), Robert Lewandowski (Bayern), Eden Hazard (Chelsea), Wayne Rooney (Manchester United), Robin Van Persie (Manchester United), Marco Reus (Borussia Dortmund) o Mario Götze (Bayern).

Por lo tanto, el 11 que tendría la selección europea estaría formado por:

1.-Thibaut Courtois (Bélgica)
2.-Phillip Lahm (Alemania)
3.-David Alaba (Austria)
4.- Gary Cahil (Inglaterra)
5.-Raphael Varane (Francia)
6.-Sergio Busquets (España)
7.-Cesc Fábregas (España)
8.-Paul Pogba (Francia)
9.- Karim Benzema (Francia)
10.-Arjen Robben (Holanda)
11.-Cristiano Ronaldo (Portugal)

Por lo que hace la selección de América del Sud, empezaríamos con una portería defendida por Claudio Bravo (Barça), Diego Alves (Valencia) o David Ospina (Arsenal), en este caso personalmente prefiero a Diego Alves, no solo porqué sea del Valencia sino también porqué en cantidad y calidad de paradas, en la liga española, es el mejor. Si encaja más goles es porqué el Valencia sufre más disparos que no el Barça, como es natural.

Se podría apostar por una dupla de laterales compuesta por Dani Alves (Barça) y Marcelo Vieira (Real Madrid), considerando también la opción de Juan Guillermo Cuadrado y David Luiz (ambos del Chelsea), Marcos Rojo (Manchester United), Pablo Zabaleta (Manchester City) o el reconvertido Antonio Valencia (Manchester United). Pero posiblemente la mejor opción sea aprovechar el potencial ofensivo del talento latinoamericano y abandonar la no tan buena calidad que atesoran sus laterales o carrileros. Por tanto el sistema con el que yo alinearía a los jugadores sudamericanos sería el 3-4-3, compuesto por tres de los siguientes centrales: Thiago Silva (PSG), David Luiz (PSG), Diego Godín (Atlético de Madrid), Joao Miranda (Atlético de Madrid) o Nicolás Otamendi (Valencia); de los cuales prefiero Thiago Silva, Diego Godín y Nicolás Otamendi.

Indudablemente, el medio del campo estaría cerrado por Javier Mascherano (Barça), mientras que el juego estaría en manos de Arturo Vidal (Juventus), James Rodríguez (Real Madrid) y Lucas Moura (PSG) o Ángel Di Maria (Manchester United). Teniendo en cuenta las opciones que podrían aportar Oscar y William ( ambos del Chelsea) o Fernandinho (Manchester City).

Finalmente el ataque estaría dirigido por el tridente del F.C. Barcelona Neymar, Messi y Luis Suárez, aunque tampoco seria mala idea colocar en lugar de Neymar al Kun Agüero (Manchester City), Carlos Tévez (Juventus), Edison Cavani (PSG), Alexis Sánchez (Arsenal) o Jackson Martínez (Oporto). Posiblemente la mejor opción sea el Kun Agüero.
Por tanto, el once de la selección latinoamericana sería el siguiente:

1.-Diego Alves (Brasil)
2.-Diego Godín (Uruguay)
3.-Thiago Silva (Brasil)
4.-Nicolás Otamendi (Argentina)
5.-Javier Mascherano (Argentina)
6.-Arturo Vidal (Chile)
7.-James Rodríguez (Colombia)
8.-Ángel di María (Argentina)
9.-Luis Suárez (Uruguay)
10.-Leo Messi (Argentina)
11.-Sergio Kun Agüero (Argentina)


Un auténtico partidazo que más de un forofo del fútbol esperaría ansiosamente. Un gran evento en el que se enfrentarían las más grandes estrellas, o al menos algunas de ellas, ya que es imposible poner en un juego de 22 jugadores a los mejores del mundo, inevitablemente se acaba siendo injusto, cosa que sería decisión del entrenador. ¿Qué entrenador? 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Participa!

Si teniu interès en escriure en aquest diari digital, ja sigui de forma estable o de manera puntual, podeu posar-vos en contacte amb nosaltres enviant un mail a la següent direcció: europeudigital@gmail.com o bé per twitter.

Articles més populars

Amb la tecnologia de Blogger.

- Copyright © L'Europeu -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -